El consumo de grasas saturadas y carnes rojas incrementa el riesgo de sufrir una depresión

0

La alimentación no solo juega un papel fundamental a la hora de prevenir el sobrepeso y la obesidad, proteger la salud del corazón o mantener unos buenos niveles de colesterol.

El consumo de grasas saturadas y carnes rojas incrementa el riesgo de sufrir una depresión - Trucos de salud caserosY es que lo que comemos puede incluso incrementar el riesgo de sufrir una depresión cuando nuestra dieta no se compone de ingredientes sanos y variados.

A día de hoy, este trastorno afecta a una de cada cinco mujeres y a uno de cada diez hombres y hace acto de presencia en la vida de entre el 10 y el 15 % de la población en algún momento de su existencia, según datos procedentes de la Sociedad Española de Psiquiatría.

A pesar de que no existen unas causas exactas de la depresión y a que su aparición se debe a una combinación de diferentes factores, el insomnio, la falta de ejercicio y la alimentación pueden dar lugar a este estado.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en este último, es decir, en la dieta, ya que los expertos del chat médico mediQuo señalan que los alimentos que consumimos pueden aumentar el riesgo de sufrir una depresión.

¿De qué forma afectan los productos alimentarios que forman parte de nuestra dieta al desarrollo de una depresión?

Tal como explican los especialistas de mediQuo, “la respuesta a cómo la dieta puede influir en nuestro estado de ánimo hasta el extremo de ser un motivo para desarrollar depresión o ansiedad, la encontramos en lo que se conoce como sistema nervioso entérico (SNE)”.

Pero, ¿qué es el SNE? Se puede definir como el área del sistema nervioso que se ocupa de regular el aparato digestivo del ser humano y que hace que exista una relación entre el estado de ánimo y dolencias como el síndrome del colon irritable, el estreñimiento o la diarrea.

A pesar de que la ingesta de ciertos alimentos puede incrementar el riesgo de sufrir una depresión, es importante dejar claro que, tal como afirman los expertos de mediQuo, la dieta no puede curar la depresión.

No obstante, una mala alimentación sí tiene el poder de aumentar las probabilidades de desarrollar esta y otras enfermedades.

De ahí la importancia de evitar, o al menos moderar lo máximo posible, el consumo de grasas saturadas, bollería industrial y carnes rojas o procesadas.

Entonces, ¿qué tipo de alimentación deben llevar las personas que desean disminuir las posibilidades de tener una depresión?

El consumo de grasas saturadas y carnes rojas incrementa el riesgo de sufrir una depresión - Trucos de salud caseros

Los especialistas del chat médico aseguran que es fundamental consumir ácidos grasos omega 3, los cuales están presentes en el pescado azul, las semillas de chía, las nueces, el tofu, el marisco, el aceite de soja y los huevos, principalmente.

Sin embargo, los ácidos grasos omega 3 no solo están indicados para prevenir la depresión, sino también para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, proteger el corazón y disminuir los triglicéridos.

No hay que olvidar que apostar por la dieta mediterránea también puede ser de ayuda para las personas que desean reducir el riesgo de padecer una depresión.

Uno de sus productos estrella es el aceite de oliva virgen extra, perfecto para cocinar y aderezar ensaladas e ideal para prevenir las enfermedades cardiovasculares, mejorar el tránsito intestinal y retrasar el proceso de envejecimiento.

Recuerda que este pequeño tesoro de la naturaleza también está indicado para elaborar remedios caseros y poner en práctica un truco natural destinado a eliminar los piojos de grandes y pequeños.

El consumo de grasas saturadas y carnes rojas incrementa el riesgo de sufrir una depresión - Trucos de salud caseros

El equipo de mediQuo también aconseja sustituir la carne roja y / o procesada por la carne blanca (pollo, pavo…) y prescindir de los pasteles, las bebidas azucaradas, la mantequilla y la comida rápida.

También es fundamental incrementar el consumo de frutas y verduras frescas, legumbres, frutos secos, cereales integrales y semillas, así como beber un máximo de dos copas de vino tinto al día si eres hombre y una si eres mujer.

Aunque de momento no existe ningún tipo de dieta que pueda curar las depresiones o la ansiedad, apostar por una alimentación sana y equilibrada puede ser de gran ayuda a la hora de prevenir este tipo de trastornos.

Si quieres apostar por una dieta saludable, nutritiva y variada que te ayude a potenciar tu bienestar también puedes visitar nuestro post sobre alimentos ricos en fibra que combaten el estreñimiento.





Sobre el autor

Sara Santoyo Salgado, fundadora de Trucos de salud caseros Soy licenciada en Periodismo por el CESAG (Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez) de Palma de Mallorca. Mi experiencia como redactora en diferentes empresas y medios de comunicación me animó a formarme en SEO y a crear Trucos de salud caseros, un portal fundado en el año 2014 que pone a disposición de los lectores una amplia variedad de consejos y remedios naturales. Anímate a navegar por el blog y recuerda que puedes dejarnos todas tus sugerencias y opiniones en la sección de “Comentarios” de cada post. ¡Muchas gracias por estar ahí!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.