Remedios caseros para la sinusitis con sal

0

Los remedios caseros para la sinusitis pueden aliviar los síntomas propios de esta afección, la cual se produce cuando los tejidos que recubren los senos (cavidades óseas situadas en el cráneo) se inflaman.

Remedios caseros para la sinusitis con salEntre sus consecuencias, se encuentra el dolor de cabeza o la secreción de una mucosidad amarillenta.

Los remedios caseros para la sinusitis resultan muy útiles para acelerar su desaparición, ya que permiten que los mocos salgan de las vías respiratorias con una mayor facilidad.

Ingredientes

Un puñadito de sal marina

Medio litro de agua

Una toalla grande

Pasos a seguir

1-   Vierte el agua dentro de un cazo o una olla y caliéntala.

2-   Añádele la sal y tapa el recipiente.

3-   Cuando el líquido hierva, retíralo del fuego.

4-   Coloca la olla en un lugar amplio donde no provoque ninguna quemadura y puedas sentarte cómodamente.

5-   Retira la tapadera y coloca la cara cerca de la olla con cuidado para no quemarte.

6-   A continuación, cúbrete la cabeza con una toalla para que el vapor que desprende el agua salada no se escape y llegue con facilidad hasta tus fosas nasales.

7-   Respira el vapor durante unos 5 o 10 minutos.

8-   Si tienes mucha calor o sientes algo de agobio, retira la toalla, descansa durante unos segundos y vuelve a taparte de nuevo.

9-   Hacer vahos de agua y sal es uno de los remedios caseros para la sinusitis más sencillos y efectivos que existen.

10- Gracias a ellos, podrás acabar con la congestión, eliminar la mucosidad con más facilidad y rehidratar las vías respiratorias.

11-  Pon en práctica este truco de salud natural una vez al día hasta que te sientas mejor y no olvides acudir al médico si la sinusitis no desaparece en unos días.

¿Qué opinas sobre los remedios caseros para la sinusitis elaborados con sal?

Remedios caseros para la sinusitis con sal
¡Vota este post!


Publicidad

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.