¿Buscas un concentrador de oxígeno? Conoce cómo funciona y dónde adquirir uno

0

Dentro de los diferentes métodos de suministro de oxígeno, los concentradores portátiles son probablemente la mejor alternativa, sobre todo porque es una tecnología con una buena relación entre costo y beneficio.

¿Buscas un concentrador de oxígeno? Conoce cómo funciona y dónde adquirir unoAdemás, son fáciles de usar para que el paciente opere su equipo sin supervisión constante de un profesional de la salud.

La oxigenoterapia es esta técnica que dota al paciente de oxígeno como parte del tratamiento de su condición médica.

Los concentradores portátiles son una vía para seguirla desde el hogar y que el usuario siga de forma sencilla su régimen.

¿Qué son y cómo funcionan?

Son dispositivos pequeños que funcionan con baterías y proporcionan oxígeno de forma constante a su usuario.

Se caracterizan por ser fáciles de utilizar para que la oxigenoterapia continúe en casa, según hayan sido las indicaciones del médico.

Lo curioso de estos dispositivos es que no tienen un tanque, sino que obtienen el oxígeno al de otros gases del aire del ambiente.

El aire se absorbe a través de un pequeño compresor eléctrico, el cual pasa por una serie de filtros para separar sus componentes.

Después de que el aire se comprime y pasa por dos cámaras para eliminar el nitrógeno y aislar el oxígeno, el resto de gases vuelve al ambiente sin causar daños. Mientras, el paciente recibe el oxígeno mediante una cánula nasal o una mascarilla.

El proceso se repite de forma indefinida, de manera que la persona cuenta con un suministro ininterrumpido de oxígeno.

La máquina proporciona O2 en forma de flujo continuo, en dosis de pulso al inhalar, según se configure.

Esto asegura que siempre se entregue la cantidad adecuada de oxígeno basada en la frecuencia respiratoria, que cambia según sea la actividad que se está realizando.

¿Quiénes necesitan un concentrador de oxígeno?

Personas con trastornos en el sistema respiratorio y/o en el corazón requieren de una terapia de oxígeno suplementario.

Esto significa que el oxígeno que consiguen estos pacientes de forma natural no es suficiente, por lo que ese extra que adquiere con el concentrador le ayuda a cumplir con sus funciones biológicas.

La selección del concentrador depende del estilo de vida que lleve la persona, ya sea activo o más casero. Condiciones más personales como la movilidad reducida también influyen porque algunas máquinas son más pesadas y grandes que otras.

Se adquieren en España en farmacias y tiendas especializadas, ya sea online o en locales físicos. Su precio varía bastante de acuerdo a la duración de la batería, nivel de purificación y tamaño.

No se necesita receta médica para comprar uno, aunque sigue siendo recomendable usarlo según las instrucciones de un profesional.

Sobre el autor

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.