Cómo tratar algunas de las afecciones más comunes de la tercera edad

0

Al llegar la tercera edad, el organismo empieza a sufrir muchas transformaciones y, en la mayoría de los casos, se vuelve más vulnerable a ciertos malestares en particular.

Cómo tratar algunas de las afecciones más comunes de la tercera edad - Trucos de salud caserosPor eso, es importante conocer las afecciones más comunes y saber cómo contrarrestarlas.

Hay algunas afecciones que son más características en ciertos períodos de la vida en particular.

En la tercera edad, es posible que aparezcan algunas complicaciones de salud o molestias físicas que años atrás no aparecían, y se debe en buena parte a que el organismo se vuelve un tanto más vulnerable, aunque esto también depende de cada persona.

En algunas ocasiones, estas afecciones pueden ser un poco más graves y obstaculizar el ritmo de vida del adulto, y aunque tal vez no existe un modo de evitarlas, sí hay algunas recetas para aliviar sus síntomas.

Afecciones comunes en las personas mayores

El cuerpo atraviesa transformaciones a lo largo de toda la vida, pero es en la tercera edad cuando se generan algunos de los más significativos cambios, tanto en la piel como en las articulaciones y la musculatura.

Muchas veces, estas alteraciones pueden también generar molestias, dolores, en algunos casos hasta patologías más graves.

En estas situaciones, también se aconseja establecer contacto con profesionales como los de la empresa Assisvita, dedicada a la asistencia de adultos mayores.

Cuando las complicaciones de salud empiezan a causar un deterioro considerable, los adultos mayores pueden verse en la necesidad de ciertos cuidados especiales.

Teniendo en cuenta particularmente aquellos casos en los cuales los mayores no cuentan con familiares cercanos o amistades cerca que puedan colaborar, y contemplando la complejidad de las situaciones de salud más graves, los profesionales del cuidado de mayores serán una alternativa mucho más adecuada para acompañar el día a día de los adultos.

Cómo tratar algunas de las afecciones más comunes de la tercera edad - Trucos de salud caseros

Por eso el cuidado de personas mayores a domicilio Barcelona es una alternativa que vale la pena contemplar cuando los problemas de salud comienzan a ser un obstáculo, como por ejemplo, la movilidad de la persona o su estado psicológico.

Sin embargo, también pueden producirse cambios en el cuerpo que no necesariamente condicionen de tal manera la calidad de vida, pero que se conviertan en una gran molestia.

Manchas en la piel

Las manchas en la piel son uno de los problemas que más surgen al llegar a una edad avanzada. Es cierto que pueden llegar a aparecer antes, en cuyo caso habría que consultar con un médico especialista.

Aún así, suelen mostrarse de forma mucho más evidente al llegar a la tercera edad y por norma general se deben a la exposición al sol y la sobreproducción de melanina. Pueden ser más o menos oscuras y de diversos tamaños.

Por fortuna, hay algunos trucos caseros que pueden ayudar a disminuir su color o, en los mejores casos, hacerlas desaparecer por completo.

El aloe vera, por ejemplo, suele ser muy efectivo para tratar pieles sensibilizadas por el sol. Lo más recomendable es utilizar el gel puro y natural de la planta, que se obtiene cortando una hoja de ella.

Cómo tratar algunas de las afecciones más comunes de la tercera edad - Trucos de salud caseros

Hoja de aloe vera.

Del mismo modo, el pepino también puede ayudar a blanquear aquellas zonas de la piel que hayan sido afectadas.

Basta con poner un poco de pulpa todas las noches sobre las manos o las partes en las cuales, las manchas son más notorias, para disminuir su color.

Todos estos trucos suponen la aplicación de productos totalmente naturales, por lo que no hay ningún tipo de contraindicación.

Acidez estomacal

Del mismo modo, es posible proceder con otro tipo de afecciones, como la acidez estomacal.

Con la llegada de la tercera edad, este es un problema muy común que, en casos de mayor gravedad, siempre es importante consultar con un médico.

Pero, si no, basta con seguir una serie de consejos para poder disminuir lo máximo posible la acidez.

En primer lugar, el truco más básico y sencillo de todos es el de beber agua. Cuando falta agua en el organismo, es mucho más difícil digerir los alimentos para el sistema digestivo.

Por ese motivo, es de suma importancia mantenerse permanentemente hidratado, además de que es un componente esencial para el cuerpo en muchos otros aspectos.

La menta y el jengibre también pueden colaborar a eliminar la acidez y reducir la inflamación intestinal. Ambos se pueden ingerir en forma de té, aunque en el caso de la menta también se pueden mascar las hojas directamente.

El jengibre, por su parte, se puede añadir como condimento en ciertos platos a la hora de comer.

Habrá otros trucos que podrían ayudar en este cometido, como evitar las comidas fritas o demasiado saladas, aunque esto también dependerá de las indicaciones particulares que hayan dado los médicos de cabecera.

En cualquier caso, cuidar la salud general y seguir los consejos específicos que sean dados, en relación con los ingredientes naturales, será más que beneficioso para evitar los malestares que generan las afecciones más comunes en la tercera edad.

¡No te marches aún! Esto también te puede interesar:

Sobre el autor

Sara Santoyo Salgado, fundadora de Trucos de salud caseros Soy licenciada en Periodismo por el CESAG (Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez) de Palma de Mallorca. Mi experiencia como redactora en diferentes empresas y medios de comunicación me animó a formarme en SEO y a crear Trucos de salud caseros, un portal fundado en el año 2014 que pone a disposición de los lectores una amplia variedad de consejos y remedios naturales. Anímate a navegar por el blog y recuerda que puedes dejarnos todas tus sugerencias y opiniones en la sección de “Comentarios” de cada post. ¡Muchas gracias por estar ahí!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.