Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia

0

Los remedios caseros para el dolor de la fibromialgia pueden ser de gran utilidad para quienes desean paliar los síntomas propios de esta enfermedad que trae consigo dolores musculares, cansancio, fatiga, rigidez, dolores de cabeza e hinchazón de las manos y los pies, entre otros síntomas.

Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia - Trucos de salud caserosA día de hoy, las causas de la fibromialgia, también conocida como fibromiositis, siguen siendo desconocidas, aunque todo apunta a que los cambios hormonales, ciertas cirugías, el estrés, el sedentarismo y las enfermedades reumáticas son factores de riesgo.

Cabe destacar, asimismo, que losremedios caseros para el dolor de la fibromialgia suelen ser de mayor utilidad para las mujeres que para los hombres, ya que es más común entre el colectivo femenino.

A pesar de que todavía no se ha encontrado una cura para la fibromialgia, los remedios naturales pueden ayudar a las personas que la padecen a paliar algunos de sus síntomas gracias a las propiedades de algunos ingredientes de procedencia natural.

Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia elaborados con activos naturales

Si quieres poner en práctica algunos remedios naturales que se centren en aliviar los dolores propios de la fibromialgia, el jengibre, la cúrcuma y las sales de Epsom deberán estar muy presentes en tu hogar.

No olvides que el jengibre tiene un gran protagonismo en el universo de la salud natural y que también está indicado para elaborar remedios para una buena salud.

Remedio casero para el dolor de la fibromialgia elaborado con cúrcuma

La cúrcuma es una pequeña maravilla de la naturaleza al tratarse de una especia rica en propiedades antiinflamatorias capaces de reducir los dolores en los músculos y en las articulaciones.

No hay que olvidar que la cúrcuma también está indicada para mejorar las digestiones, mantener la piel libre de impurezas, combatir los gases y cuidar el corazón.

Ingredientes

Una cucharadita de cúrcuma en polvo

Un vaso de agua mineral

Pasos a seguir

  1. Calienta el agua mineral.
  2. Cuando entre en ebullición retírala del fuego, agrega la cúrcuma en polvo y deja que repose.
  3. Una vez que se haya enfriado lo único que tendrás que hacer será bebértela poco a poco para poder aprovechar los múltiples beneficios de la cúrcuma.
  4. También puedes agregar una cucharadita de esta saludable especia a tus infusiones favoritas.
  5. Consume uno o dos vasos de agua con cúrcuma al día si deseas reducir los dolores de la fibromialgia de una forma sencilla, sana y natural.

Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia - Trucos de salud caseros

Remedio casero para el dolor de la fibromialgia elaborado con sales de Epsom

Las sales de Epsom proceden de Inglaterra y han ido haciéndose un hueco poco a poco en la vida de muchas personas debido a su riqueza en sulfato y magnesio, dos minerales muy beneficiosos para el organismo.

Mientras que el magnesio tiene la capacidad de reducir los dolores, favorecer la relajación y estimular la regeneración de los tejidos musculares; el sulfato se ocupa de reforzar el sistema inmunológico y retrasar el proceso de envejecimiento gracias a su riqueza en antioxidantes.

Ingredientes

2 vasos de sales de Epsom (recuerda que podrás adquirirlas a través de Amazon, donde hallarás a la venta las sales de Epsom de NortemBio, que son 100 % naturales)

Agua caliente

Pasos a seguir

  1. Llena la bañera de agua caliente.
  2. Recuerda que la temperatura para un baño ideal se sitúa entre los 29 y los 37 grados.
  3. Añade las sales de Epsom y sumérgete en el agua.
  4. Relájate mientras disfrutas del baño durante unos 15 o 20 minutos.
  5. Pasado ese tiempo sal de la bañera, seca tu cuerpo con una toalla y aplica una crema hidratante si quieres nutrir tu piel en profundidad.
  6. Puedes darte un baño en agua caliente con sales de Epsom una o dos veces por semana.

Remedio casero para el dolor de la fibromialgia elaborado con jengibre

El jengibre es, al igual que la cúrcuma, un ingrediente natural perfecto para elaborar remedios caseros para el dolor de la fibromialgia debido a su riqueza en sustancias que reducen la inflamación.

Cabe destacar, asimismo, que este ingrediente natural a la venta en supermercados también resulta de lo más útil a la hora de dar vida a remedios para bajar de peso.

Ingredientes

Un trocito de raíz de jengibre fresco

Un vaso de agua mineral

Pasos a seguir

  1. Calienta el agua hasta que rompa a hervir.
  2. Mientras tanto retira la piel del jengibre usando un cuchillo.
  3. Cuando esté pelado lávalo con agua y rállalo o divídelo en pedacitos muy pequeños.
  4. Coloca el jengibre dentro de un vaso y agrega el agua hirviendo.
  5. Deja que la infusión repose durante unos 15 minutos.
  6. Transcurrido un cuarto de hora fíltrala con un colador para poder retirar los trocitos de jengibre y bébetela a pequeños sorbos.
  7. Consume dos vasos de agua con jengibre al día para poder paliar los síntomas de la fibromialgia y cuidar tu salud al mismo tiempo aprovechando las múltiples propiedades del jengibre.

Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia - Trucos de salud caseros

Más consejos para reducir el dolor de la fibromialgia

Si combinas los remedios caseros para el dolor de la fibromialgia con los consejos que hallarás a continuación, reducir las molestias será aún más sencillo:

  • Practica actividades tan relajantes como el yoga o la medicación, ya que este tipo de terapias reducen los niveles de estrés y ansiedad, lo que se traduce en una disminución del dolor.
  • Realiza ejercicio físico con frecuencia. Ten en cuenta que el deporte previene el deterioro muscular y estimula la producción de endorfinas, una hormona que mejora el estado de ánimo y combate el estrés. Para aprovechar los beneficios de la actividad física es suficiente hacer ejercicio tres veces a la semana durante 20 minutos. Recuerda que el aeróbic, el baile, la natación, la bicicleta y los estiramientos se convierten en los mejores aliados de las personas con fibromialgia.
  • Duerme alrededor de ocho horas al día.
  • Lleva una dieta sana, variada y equilibrada que deje a un lado las frituras, las grasas saturadas, el alcohol y las bebidas con gas.

Sigue estos buenos hábitos y compleméntalos con la puesta en práctica de remedios caseros para la fibromialgia si deseas reducir el dolor y potenciar tu bienestar.

Si quieres conocer más remedios caseros y naturales centrados en mejorar tu salud, no te marches sin antes echar un vistazo al post donde te hablamos sobre los beneficios del pepino para la salud.

¿Qué opinas sobre los remedios caseros para el dolor de la fibromialgia elaborados con ingredientes naturales?

Remedios caseros para el dolor de la fibromialgia
¡Vota este post!


Publicidad

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.