Oídos tapados: destápalos con lavanda

0

Los oídos tapados pueden aparecer como consecuencia de diversos factores, aunque esta dolencia siempre trae consigo muchas molestias y una gran incomodidad para las personas que la padecen.

Oídos tapados: destápalos con lavandaEntre las causas de su aparición encontramos la acumulación de cerumen, las sinusitis o infecciones respiratorias, la entrada de agua en las orejas e, incluso, los viajes en avión.

En Trucos de salud caseros nos vamos a centrar, en esta ocasión, en poner solución a los resfriados y congestiones que provocan que los conductos auditivos se taponen y que tienen como misión poner fin a los oídos tapados de una forma sencilla y natural.

Ingredientes

Un litro de agua

Unas gotitas de aceite esencial de lavanda

Una toalla grande

Pasos a seguir

  1. Si los oídos tapados son consecuencia de una gripe o resfriado, solo tendrás que seguir los siguientes pasos.
  2. Comienza vertiendo el agua en el interior de una olla o cacerola y calentando el líquido.
  3. Agrégale 5 o 6 gotas de aceite esencial de lavanda y espera a que hierva.
  4. Cuando entre en ebullición retira el recipiente del fuego y colócalo encima de una superficie plana con mucho cuidado para evitar que tus muebles se quemen o estropeen.
  5. Sitúate cerca de la olla con precaución para que el calor no dañe tu rostro y cubre tu cabeza con una toalla grande.
  6. De este modo, podrás aspirar todo el vapor que emane del agua.
  7. Aspíralo durante unos 10 minutos. Si tienes mucho calor puedes realizar varios descansos de unos pocos segundos retirando la toalla.
  8. El vapor del agua con lavanda destapará los oídos y, además, ejercerá un fuerte poder relajante sobre tu organismo debido al agradable aroma de la lavanda y a sus propiedades calmantes.

¿Qué opinas sobre los remedios caseros para los oídos tapados elaborados con agua y aceite de lavanda?


Publicidad

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.